Actualidad Nuestros Artículos

FÁTIMA IV (Y FINAL) LAS VÍSPERAS DE LA TRIBULACIÓN

FÁTIMA IV (Y FINAL)

LAS VÍSPERAS DE LA TRIBULACIÓN

 

Autor: Víctor Agustín Sequeiros, Pbro.
Editor: Javier Olivera Ravasi, Prbo.

Artículo relacionado: http://comovaradealmendro.com/tag/fatima-la-parte-aun-no-revelada-del-tercer-secreto-versa-sobre-la-gran-apostasia-en-la-iglesia/

 

Jubileo y beatificación

Juan Pablo II aceptó la invitación de la Conferencia Episcopal Portuguesa para ir a Fátima por tercera vez y el 13 de mayo de 2000 beatificó a los pastorcitos.
Al día siguiente, el acreditado mariólogo R.P. René Laurentin declaró que “en el tercer secreto se hablaría también de la crisis y las divisiones que han sacudido a la Iglesia después del Concilio Vaticano II (…) a la dificultad para la fe dentro de la Iglesia (…) de la evidente descristianización de tantas naciones occidentales”.

Antes de publicado …¡ya interpretado!

El mismo 13 de mayo de 2000 el cardenal Angelo Sodano comunica que el Santo Padre ha decidido revelar el tercer secreto de Fátima, pero que EL TEXTO NO SERÍA PUBLICADO SIN COMENTARIOS, a fin de poner “un freno definitivo a las innumerables hipótesis con frecuencia apocalípticas” sobre el secreto.
El 16 el vocero oficial Navarro Valls salió a aclarar que la publicación de la tercera parte del secreto no implicaba «el apoyo papal al tradicionalismo antiecuménico».

Pero las principales «hipótesis apocalípticas», habían sido predicadas por Juan Pablo II, que el día anterior había afirmado que la aparición de Fátima es el cumplimiento de Apoc. XII, 1, y por Paulo VI el 12 de mayo de 1967, había escrito lo mismo en una encíclica de nombre apocalíptico, Signum Magnum…

El relato del Card. Sodano

Así, el Card. Sodano dijo que el secreto se referiría:
A “la lucha de los sistemas ateos contra la Iglesia” (…) “el secreto habla del fin del comunismo, anticipa los acontecimientos de 1989”
Al Papa Juan Pablo II durante el atentado, que “parece alcanzar también a la así llamada tercera parte del secreto de Fátima” (…) El texto constituye una visión comparable a las de la Sagrada Escritura, que no describen en sentido fotográfico los detalles de los acontecimientos futuros”, sino los “condensan” y “despliegan” en el tiempo. Así la lectura “no puede ser sino de carácter simbólico.”
A un tercer elemento inesperado, que completaría las dos visiones de Jacinta sobre el Santo Padre: “un obispo vestido de blanco”, que “caminando fatigosamente hacia la cruz cae en tierra como muerto, bajo los golpes de un arma de fuego (…) el cual, según los ‘pastorinhos’, es el Papa”, – añadió interpretando textualmente, sin simbolismos.

Parte III: La visión publicada en 2000

Texto dado por el Vaticano (26-6-2000)
J.M.J.
«Yo escribo por obediencia a Vos, Dios mío, que me lo ordenáis por intermediario de su Excelencia Reverendísima Mons. el Obispo de Leiría y de Vuestra Santa Madre, que es también la mía.
Después de las dos partes que ya he expuesto, nosotros vimos sobre el costado izquierdo de Nuestra Sra., un poco más alto, un Ángel con una espada de fuego en la mano izquierda; al centellear emitía llamas que, parecía, iban a incendiar el mundo, pero se extinguían al contacto del resplandor que, de su mano derecha emanaba Nuestra Sra. en dirección a él. El Ángel, indicando la tierra con su mano derecha, dice con fuerte voz: “¡Penitencia! ¡Penitencia! ¡Penitencia!”.
«Y nosotros vimos en una lumbre inmensa que es Dios –algo semejante a como se ven las personas en un espejo cuando pasan por delante- un Obispo vestido de blanco, tuvimos el presentimiento de que era el Santo Padre.
Numerosos obispos, sacerdotes, religiosos y religiosas subían una montaña escarpada, en cuya cima se encontraba una gran Cruz de troncos rústicos, como si fueran en alcornoque con su corteza; antes de llegar allí, el Santo Padre atravesó una gran ciudad a medias en ruinas y, a medias temblando con paso vacilante, consumido de dolor y de pena, avanzaba rogando por las almas de los cadáveres que encontraba en su camino; llegado a la cima de la montaña, prosternado de rodillas al pie de la gran Cruz, fue muerto por un grupo de soldados que le tiraron muchos tiros y flechas, y de la misma manera, murieron unos después de otros, los obispos, sacerdotes, religiosos y religiosas y diferentes laicos, hombres y mujeres de diferentes clases y posiciones.
Bajo los brazos de la Cruz, había dos Ángeles, cada uno con un recipiente de cristal en la mano, en los que recogían la sangre de los mártires con la que aspergían las almas de los que se aproximaban a Dios».
Tuy, 3-1-1944.

Hermenéutica sin continuidad

Sobre la identificación del “obispo vestido de blanco” con Juan Pablo II, observaron:
a) que el Cardenal Sodano agregó al texto de la Virgen un “como” muerto, para adecuarlo a Juan Pablo II, que no murió, aunque cayó herido.
b) Los pastorcitos presintieron que el obispo vestido de blanco era el papa, pero… ¿cuál? Sor Lucía le respondió a Mons. Bertone: «Nosotros no sabíamos el nombre del Papa, la Señora no nos ha dicho el nombre del Papa, no sabíamos si era Benedicto XV o Pío XII o Pablo VI o Juan Pablo II, pero era el Papa que sufría y nos hacía sufrir también a nosotros».
Por otra parte los pastorcitos no dudaron de que “el obispo vestido de blanco” es herido de muerte y cae por tierra. Pero en el caso de Juan Pablo II, el Papa reconoció que «una mano materna guió la trayectoria de la bala, y el Papa agonizante se detuvo en el umbral de la muerte» (13 de mayo de 1994)». El de la visión muere a tiros y el del atentado de 1981 no.
¿Qué secreto es la profecía de la muerte de un Pontífice que no muere? La Santísima Virgen va a preanunciar una muerte que no sucede? Por qué habrían mantenido tanto secreto para algo ya pasado?

La cautela del Cardenal Ratzinger

«En el viacrucis de este siglo, la figura del Papa tiene un papel especial. En su fatigoso subir a la montaña podemos encontrar indicados con seguridad juntos diversos Papas, que empezando por Pío X hasta el Papa actual (…) En la visión también el Papa es matado en el camino de los mártires. ¿No podía el Santo Padre, cuando después del atentado del 13 de mayo de 1981 se hizo llevar el texto de la tercera parte del “secreto”, reconocer en él su propio destino?».
Con gran prudencia, el Card. Ratzinger no responde a la pregunta y remite la posible identificación al pensamiento del propio papa al leer el texto del secreto.
Es de notar que el Cardenal Ratzinger habla expresamente de «diversos papas» y menciona explícitamente a San Pío X, que había tenido una visión similar a la de Jacinta…
En 1909, San Pío X confió:
“He tenido una visión terrible: no sé si seré yo o uno de mis sucesores, pero vi a un Papa huyendo de Roma entre los cadáveres de sus hermanos. Él se refugiará incógnito en alguna parte y después de breve tiempo morirá de una muerte cruel”.

De Ratzinger a Benedicto XVI

El Cardenal Ratzinger dijo que el Comentario no era obligatorio y que sería «extremadamente imprudente» tenerlo por interpretación oficial de la Iglesia. Además, si bien sostuvo el 26 de junio de 2000 que «las vicisitudes a las que se refiere la tercera parte del secreto de Fátima parecen ya pertenecer al pasado», ese mismo año, en carta a Mons. Pavel Hnilica, el Cardenal afirmó que «no quería atribuir exclusivamente al pasado los contenidos del secreto de manera simplista».


Ya como Sumo Pontífice, el 11 de mayo de 2010, relativizó la tesis de Sodano:
«Además de la gran visión del sufrimiento del Papa, que podemos referir al Papa Juan Pablo II en primera instancia, se indican realidades del futuro de la Iglesia, que se desarrollan y se muestran paulatinamente (…) La novedad que podemos descubrir hoy en este mensaje reside en que los ataques al Papa y a la Iglesia no sólo vienen de fuera, sino que los sufrimientos de la Iglesia proceden precisamente de dentro de la Iglesia, del pecado que hay en la Iglesia».
Y el 13: «se equivoca quien piensa que la misión profética de Fátima está acabada».
También otros papas podrían ser los aludidos:
Pablo VI fue acuchillado en noviembre de 1970 en Manila por un desequilibrado vestido de sacerdote, y Juan Pablo I, que habría sido martirizado según D. Yallop, el teólogo Hans Urs von Balthasar, y el Abbé G. de Nantes, aunque no se cierra a un futuro asesinato.


Andrea Tornielli se apoya en el sueño de las Dos Columnas, de Don Bosco, para indicar que la profecía está pendiente:
“…he aquí que el Papa cae herido gravemente. Inmediatamente los que le acompañan acuden a ayudarle y le levantan. El Pontífice es herido una segunda vez, cae nuevamente y muere. Un grito de victoria y de alegría resuena entre los enemigos; sobre las cubiertas de sus naves reina un júbilo indecible. Pero apenas muerto el Pontífice, otro ocupa el puesto vacante.”

El Obispo vestido de blanco y el Santo Padre martirizado.
En 1917, y aún en 2000, era incomprensible la presencia de un «obispo vestido de blanco» y de un «Santo Padre»… ¿Son la misma persona? ¿Son dos distintos? ¿Por qué los niños no lo llaman directamente «Santo Padre»? ¿Por qué dicen que «tuvieron el presentimiento de que era el Santo Padre»? ¿Qué le vieron para llamarlo «obispo vestido de blanco»? ¿Matan a uno de los dos o a ambos? ¿Son los actuales? ¿Es Benedicto el «obispo vestido de blanco»? ¿Por qué Francisco insistió tanto en llamarse a sí mismo «obispo de Roma»? ¿Se refiere a otros personajes del futuro?
Para el P. Kramer, la visión de la muerte del Papa es el cumplimiento de las palabras del Señor a Lucía en 1931: «Haced saber además a mis Ministros que, habiendo escogido seguir el ejemplo del Rey de Francia en retardar la ejecución de cuanto yo tengo expresamente pedido, ellos lo seguirán también en la aflicción y en el castigo».

Entonces, pensar que se trata únicamente de Juan Pablo II, y que no hay que esperar tiros en el futuro, carece de certeza.

“Comparable a la Sagrada Escritura” (San Juan Pablo II)

Juan Pablo II dijo que el mensaje «compromete a la Iglesia entera»; así Socci considera que Fátima es un caso único en la historia de la Iglesia, una suerte de «revelación intermedia» entre la Revelación pública contenida en las S.E. y las revelaciones privadas a místicos y a santos, que son de fe humana.
Socci advierte que la explicación de Sodano es poco fiable al ignorar la continuidad de las palabras de la Virgen.
Sobre la Presentación de Mons. Bertone, observa incongruencias en las dataciones: el papa leyó el secreto el 18 de julio de 1981, pero hizo la primera consagración del mundo (no de Rusia) al Corazón Inmaculado el 7 de junio de 1981, ¡supuestamente antes de leerlo!

Señala que, en carta del 12 de mayo de 1982 republicada en el comentario cardenalicio, Sor Lucía no sólo no dice que el atentado sea la realización del Tercer Secreto (ni siquiera lo menciona), sino que un año después del atentado afirma abiertamente que aún no se había llegado aún a la «consumación completa» del Secreto…
Socci no sólo destaca que Benedicto XVI afirmó que en «la gran visión (…) se indican realidades del futuro de la Iglesia, que se desarrollan y se muestran paulatinamente (…) son sufrimientos de la Iglesia los que se anuncian», sino que al referir el secreto también a los escándalos de pedofilia y a la «necesidad de volver a aprender la penitencia, de aceptar la purificación», encuentra una prueba más de que existe una parte aún no publicada del secreto, pues no hay alusión al tema en lo revelado en el 2000.
Messori también reconoce que Benedicto XVI no ve el cumplimiento del Tercer Secreto en el atentado de 1981, sino que lo ve proyectado en el futuro, considerando los escándalos como parte del mismo.

Preguntas…

¿Por qué sor Lucía, que innúmeras veces declaró que la Virgen le indicó la fecha de 1960, aparecería diciéndole al Card. Bertone que tal datación era ocurrencia suya?
¿Y si sor Lucía puso la fecha máxima de 1960 en el sobre con el secreto dirigido al obispo, por qué el Santo Oficio lo reclamó y lo retuvo sin darlo a conocer sin dar jamás explicación alguna?
¿Acaso la Virgo prudentissima, Sedes Sapientiae se equivocaba al querer que la Iglesia lo hiciera público?
Y si el Santo Oficio actuó así porque “cosa tan delicada no podía ser dada en pasto al público”, como afirmó el Card. Ottaviani en 1967, no parece que lo develado en el 2000 como 3ª parte justificase semejante alarma.
Además, ¿para qué se necesitaba en el 2000 el veredicto de sor Lucía en una revelación referida supuestamente a un hecho ya pretérito como el intento de asesinato de 1981?
¿Qué sentido tenía mantener en secreto una profecía ya cumplida acerca de la muerte de un papa que no muere?
¿Por qué no tener en cuenta que en 1981, Roma no estaba en ruinas, el Papa no salió huyendo, no había cadáveres por las calles, y no fue asesinado posteriormente?

…y más preguntas

¿Acaso no se había anunciado ya en la 2da parte que «el Santo Padre tendría mucho que sufrir»?
¿Por qué sor Lucía no hace ni la más mínima referencia al hecho en la carta del 12-5-1982, publicada oficialmente con la visión y la explicación canónica?
Además, ¿Por qué el mismo Juan Pablo II en 1994 afirma en Cruzando el umbral de la esperanza, que las palabras de María en Fátima “sembrano avvicinarsi al loro compimento”, es decir que aún no estaban cumplidas, cuando entonces nada se conocía de la 3ª parte, y en cambio ya se habían cumplido las de la 2ª sobre el flagelo del comunismo, la II guerra mundial, la aniquilación de naciones, el sufrimiento papal, etc.?
Y otra: si el contenido del secreto se centrara en el atentado de 1981, ¿qué es lo que hubiera sido más claro después de 1960?
¿Será entonces necesario referirse a otro texto?

¿Publicación incompleta?

Sobre la completitud de la publicación de la tercera parte del secreto:
a) el texto es íntegro y auténtico, posición de Frère François M. des Anges, de la CRC.
b) el texto es una falsificación íntegra, postura de Laurence Morlier.
c) el texto es auténtico, pero no íntegro. Esta es la opinión de los PP. Andrew M Césanek y Nicholas Grüner (del grupo The Fatima Cruzader), de Mark Fellows en su libro Fatima in Twilight (2003), del P. Kramer, y de Antonio Socci (Il Quarto Segreto di Fatima, 2006). También Andrea Tornielli (Il Segreto Svelato, 2000); Marco Tossati (Il Segreto Non Svelato, 2002), Solideo Paolini (Fátima, non Disprezate le Profezie, 2005).

Agudas observaciones

Quienes sostienen que hay dos documentos, se apoyan en el análisis de la estructura de las dos primeras partes del secreto, en cada una de las cuales se anuncian males a los que receta un remedio; pero en la tercera faltarían las palabras de la Virgen sobre la visión.
Además destacan que hay dos fechas de recepción de dos sobres en el Vaticano, uno con la visión y el otro que continuaría las palabras de la Virgen “En Portugal se conservará siempre el dogma de la fe, etc. Esto no lo digáis a nadie, a Francisco sí podéis decírselo”.
El “etc.” no fue dicho por Nuestra Señora y supone un texto original al cual reemplaza.
Para la publicación curiosamente eligieron la III Memoria, y no la IV, que la contiene.
Tampoco se mencionan las palabras sobre Francisco, a las que Lucía ya había aludido en 1924: “después la Sra. dice nos algunas ‘palavrinhas…”.
No olvidemos que el niño sólo ve, pero no oye ni habla; si la tercera parte sólo conformara una visión muda, la Santísima Virgen no mencionaría a Francisco para hacerlo conocedor de un discurso inexistente.

Dos documentos

El primer documento: El 3 de enero de 1944 sólo pudo escribir en tres páginas de su diario, la visión, pero no las palabras de la Virgen que la interpretan.
El segundo documento: Seis días después, el 9 de enero de 1944, escribió, en una hoja suelta, las palabras explicativas de la Virgen respecto a la visión.
Testimonios indirectos, que confirman la existencia de dos documentos diversos:
el Cardenal Ottaviani;
-el Cardenal Luigi Ciappi, teólogo personal del Papa Juan Pablo II;
-el Padre José Schweigl, enviado por Pío XII a visitar a Lucía el 2 de septiembre de 1952;
-el Padre Agustín Fuentes, sacerdote mexicano postulador de las causas de beatificación de Francisco y Jacinta.
-el Arzobispo Loris Capovilla, ex secretario de Juan XXIII, quien pudo leer el segundo documento.

Andrew M. Césanek: Two Original Manuscripts on the third Secret

La palabra de Benedicto XVI

El 15 de mayo de 2016, publicó que el P. Dollinger, dirigido del P. Pío y amigo personal de Benedicto XVI, informó que:
«Poco después de la publicación en junio de 2000 del Tercer Secreto de Fátima, el cardenal Joseph Ratzinger le dijo en una conversación personal que una parte del Tercer Secreto permanece inédita: «Realmente hay allí algo más».
También le explicó a Dollinger que la parte publicada es auténtica, y que la inédita habla de «un concilio malo y una misa mala» que habría en un futuro cercano».

El testimonio del P. Dollinger

El 21 de mayo de 2016 la Oficina de Prensa vaticana intervino publicando una desmentida anónima y sin firma de Benedicto. Ese mismo día el P. Dollinger confirmó la verdad de la entrevista.
De hecho, el dato ya había sido publicado en mayo de 2009 por el P. Kramer, quien constató que en la diócesis eso era de conocimiento general entre los sacerdotes que lo habían tenido como rector.
Razona el P. Kramer: El Cardenal Ratzinger dijo en 1984 que “el contenido de ese ‘Tercer Secreto’ corresponde a lo anunciado en la Escritura, y a lo dicho una y otra vez en muchas otras apariciones marianas” (…) Verdaderamente, ninguna de las apariciones marianas reconocidas incluye una visión del Papa siendo ejecutado fuera de una ciudad semi-destruida. Así sabemos que algo más grande está faltando en la revelación de junio de 2000.»

P. Kramer: El Secreto y la Liturgia

Cuando el Papa Benedicto XVI todavía era el Cardenal Ratzinger, reveló a ese amigo suyo [Dollinger], alrededor de 1990, que, en el Tercer Secreto de Fátima, Nuestra Señora avisaba que no se cambiase la liturgia (…) Nuestra Señora avisó también que habría un Concilio pernicioso en la Iglesia, que causaría grande escándalo (…)».
En otra entrevista, comentó: «cuando estuve en Fátima en 1991, fui informado que las carmelitas de Fátima habían recibido noticias del convento de Coimbra, que Nuestra Señora se había aparecido a la Hermana Lucía poco tiempo antes de mayo de 1991 y le había dicho que el Tercer Secreto iba a ser revelado durante el curso de una guerra de gran magnitud…»

Dom Manoel Pestana Filho, obispo emérito de Anápolis*

En Roma, el 7 de mayo de 2010, Dom Manoel Pestana Filho:
“En la última sesión [del Concilio], de la cual participé, una comisión fue hasta sor Lucia, a Coímbra, y yo le mandé una pregunta por escrito (…): el tercer secreto de Fátima tiene alguna relación con el Concilio Vaticano II? Sor Lucia respondió: “no estoy autorizada a responder esta pregunta”.
Sería posible que Nuestra Señora hubiese dicho que no era de su gusto, que no le agradaba que se realizase el Concilio? “No lo sé, mas es posible pensarlo”.
Creo que podría decir– digo como algo propio— y sospechar que el Concilio Vaticano II está relacionado […] con el tercer secreto de Fátima”.

Alice von Hildebrand: “infiltración en la Iglesia hasta lo más alto”

En carta del 6 de Mayo de 2016, le escribió al P. Brian Harrison :
Creo que las dos siguientes conversaciones (…) son de particular interés ahora, (…) dado que aparentemente corroboran el testimonio del cardenal Ciappi de que parte del secreto de Nuestra Señora de Fátima era la chocante predicción de que la gran apostasía en la Iglesia comenzaría “en la parte superior.”
En junio de 1965, en Florencia, conversando con Mons. Mario Boehm, que había sido uno de los principales editores de L’Osservatore Romano, mi marido le preguntó: “¿Por qué el tercer secreto de Fátima no fue revelado?”
Mons. Boehm: No se ha revelado debido a su contenido.
Dietrich von Hildebrand : ¿Cuán terrible era ese contenido?
Mons. Boehm no dijo que lo había leído, pero dió a entender que el contenido era temible: “infiltración de la Iglesia hasta lo más alto”.
Nos hizo añicos, pero confirmó el temor de mi marido de que la forma en que el Vaticano II fue interpretada, iba a exponer a la Iglesia a terribles peligros.
La segunda conversación es una con Bella Dodd en el otoño de 1965. Ella había sido dirigente comunista, pero se convirtió en 1952 gracias a Mons. Fulton Sheen:
DVH: Me temo que la iglesia ha sido infiltrada.
Bella: Usted lo teme, querido profesor; yo, ¡lo sé! Cuando yo era una comunista vehemente, estuve trabajando en estrecho contacto con cuatro cardenales en el Vaticano, aliados nuestros, ellos todavía están muy activos en la actualidad.


Cabe destacar que calculaba en 1100 los infiltrados en ese tiempo.

Al Padre Stefano Gobbi, fundador del Movimiento Sacerdotal Mariano, la Virgen María le reveló en 1979: “Las fuerzas masónicas han entrado a la Iglesia de manera disimulada y oculta, y han establecido su cuartel general en el mismo lugar donde vive y trabaja el Vicario de mi Hijo Jesús. Se está realizando cuanto está contenido en la Tercera parte de mi mensaje, que aún no ha sido revelado, pero que ya se ha vuelto patente por los mismos sucesos que estáis viendo”.

Cardenal Caffarra

 

El 16 de febrero de 2008 el Cardenal Carlo Caffarra afirmó:
«…le escribí una carta a Sor Lucia de Fátima a través de su obispo (…) recibí una larga carta con su firma. En ella encontramos escrito:
La batalla final entre el Señor y el reino de Satanás será acerca del matrimonio y de la familia. No teman, añadió, porque cualquiera que actúe a favor de la santidad del matrimonio y de la familia siempre será combatido y enfrentado en todas las formas, porque esta es la cuestión fundamental (…) Sin embargo, Nuestra Señora ya ha aplastado su cabeza».

Pistas sobre el Tercer Secreto, según el P. Malachi Martin que lo leyó

“…me mostraron una copia del Tercer Secreto cuando el Papa Juan XXIII lo abrió y pidió opinión a un grupo de cardenales en 1960. Uno de esos cardenales era Agustín Bea, de quien yo era secretario.”
Cuando salió de la reunión, pálido como un papel: “‘Qué pasó, eminencia?’ le pregunté. ‘Acabamos de matar mil millones de personas. Mire esto!’ Me entregó una hoja de papel con 25 líneas manuscritas. Desde ese día, cada palabra de ese texto quedó grabada indeleblemente en mi mente.”
“La apostasía en la Iglesia constituye el fondo o el contexto del Tercer Secreto. La apostasía recién está comenzando. Mas los castigos previstos en el Secreto son bien reales, castigos físicos, y son terribles!”
Por la desobediencia a los mandatos de Nuestra Señora habrá también un castigo espiritual: “Dios retirará la Gracia”.
El castigo espiritual comenzó aparentemente poco después de 1960. Como resultado de dicho rechazo:
“Cardenales, obispos y sacerdotes están cayendo en el infierno como hojas.”
“La Fe desaparecerá de países y de continentes.”
“Muchas personas que ahora creen dejarán de creer, por desesperación. Si Nuestra Señora no interviniese, nadie se salvaría.”
“Sabe, va a haber una nueva forma de energía (…) que será muy barata (…) pero que está en manos de quien la usará para matar y destruir.”
Y se podrá sobrevivir al castigo? “Sí, pero en la mayor miseria.” Y como sabremos cuándo esto estará por ocurrir? “-Miren a los cielos”.

Rusia y el Papa Francisco

Según el mismo sacerdote la presión antifatimista en la Curia sería muy grande y Card. Ravassi habría afirmado: “vamos a destruir Fátima”.
Le site Vie-Nouverlle afirma que el P. Gruner había sido citado en mes anterior por la embajada rusa en Roma a fin de «conocer el verdadero tenor del Mensaje de Fátima».
La misma publicación sostiene que en 1991 la Virgen Santísima le habría revelado a Sor Lucía que el Tercer Secreto sería revelado en el curso de una «guerra mayor».

Centenario y Canonización

En Fátima, el 13 de Mayo de 2017, el Papa Francisco, entregó una Rosa de oro y relacionó la aparición con la visión de Apocalipsis XII:
«La Virgen Madre no vino aquí para que nosotros la viéramos: para esto tendremos toda la eternidad, a condición de que vayamos al cielo, por supuesto.
Pero Ella, previendo y advirtiéndonos sobre el peligro del infierno al que nos lleva una vida a menudo propuesta e impuesta sin Dios y que profana a Dios en sus criaturas, vino a recordarnos la Luz de Dios que mora en nosotros y nos cubre, porque, como hemos escuchado en la primera lectura, «fue arrebatado su hijo junto a Dios» (Ap 12,5)».


Como un ejemplo para nosotros, tenemos ante los ojos a san Francisco Marto y a santa Jacinta, a quienes la Virgen María introdujo en el mar inmenso de la Luz de Dios, para que lo adoraran. De ahí recibían ellos la fuerza para superar las contrariedades y los sufrimientos. La presencia divina se fue haciendo cada vez más constante en sus vidas, como se manifiesta claramente en la insistente oración por los pecadores y en el deseo permanente de estar junto a «Jesús oculto» en el Sagrario».

¿El Papa que vio Jacinta?

«En sus Memorias (III, n.6), sor Lucía da la palabra a Jacinta, que había recibido una visión: « ¿No ves muchas carreteras, muchos caminos y campos llenos de gente que lloran de hambre por no tener nada para comer? ¿Y el Santo Padre en una iglesia, rezando delante del Inmaculado Corazón de María? ¿Y tanta gente rezando con él?» Gracias por haberme acompañado. No podía dejar de venir aquí para venerar a la Virgen Madre, y para confiarle a sus hijos e hijas».

Extraña simbologia

El Rabino más católico

El 4 de mayo de 2017 el Rabbi Mayer Schiller:
«Es muy importante para la humanidad que la Iglesia se tome en serio los hechos de Fátima».
«El fracaso de la consagración de Rusia simboliza una Iglesia impotente que no quiere hacer la guerra, que no quiere enseñar a una humanidad que ha desertado de Dios. Se trata de una Iglesia cobarde».
«La consagración de Rusia es parte del simbolismo del mensaje de Fátima, por lo que creo que la Iglesia conciliar, infestada como lo está de relativismo, subjetivismo y pluralismo religioso, querría sacarse a Fátima de encima y esconderla, o bien ignorarla y decir que su mensaje ya tuvo cumplimiento».

Los obispos de Nigeria agradecen el “gran milagro” a la Virgen de Fátima

“La historia se ha repetido aquí en la Ciudad de Benin, Nigeria, durante el Congreso Nacional Mariano. Lo que pasó hace 100 años en Fátima, Portugal, ha vuelto a suceder el 13 de octubre de 2017. Qué gran milagro de Nuestra Madre María, Nuestra Señora de Fátima…”

Fátima, futuro católico

Lo confirma la revelación del 3 de enero de 1944, cuando sor Lucia cuenta que sintió en su corazón «una voz suave que le decía: “en el tiempo, habrá una sola fe, un solo bautismo, una sola Iglesia, Santa, Católica y Apostólica. ¡En la eternidad, el Cielo!”»
Estas palabras suponen la negación radical de toda forma de relativismo religioso, al cual la voz celeste contrapone la exaltación de la Santa Iglesia y de la Fe católica.
El humo de Satanás podrá infiltrarse en la Iglesia a lo largo de la historia, pero quien defienda la integridad de la Fe ante las potencias del infierno verá, en el tiempo y en la eternidad, el triunfo de la Iglesia y del Corazón Inmaculado de María.

¡AL FINAL, MI CORAZÓN INMACULADO TRIUNFARÁ!

NOTAS AL PIE
(1) Corriere della sera, 14-5-2000, p. 6. La cita de Laurentin es del Corriere del 15-5.

(2) Corriere della Sera, 14-5, p. 2.

(3) Corriere, 28 de junio 2000.
(4) Un episodio asombroso contado por ella misma y transmitido después de su muerte por dos sacerdotes que la dirigieron es su intervención el 13 de mayo de 1981 en el atentado contra el Papa: Sor Rita se vio de pronto asistiendo junto a la Ssma. Virgen en medio de la Plaza de San Pedro, tomando con fuerza el brazo de Mehmet Ali Agca, desviando y evitando los disparos envenenados del killer profesional que a 3 metros de J.P.II no podía fallar; a 10 metros de allí le bloqueó la fuga otra monja sor Lucía Giudice, que interponiéndose facilitó su detención por la policía romana; cuando el juez I. Martella lo interrogó, Ali Agca declaró que hubiera matado al Papa, tal como se lo encargaron, si no hubiera sido por la monja que a su lado le tironeó el brazo y que, por no haberla visto nadie, como si se hubiera volatilizado, fue confundida con la que se interpuso y testimonió en el proceso (Socci, Antonio. Il segreto di Padre Pio, Milano, Rizzoli, 2007).

(5) San Pío X, por su parte, en la Encíclica “Cátedra del supremo apostolado ” del 14 de Octubre 1903 escribe: “Verdaderamente quien evalúa estas cuestiones debe necesariamente y firmemente creer que una tal perversión del espíritu no puede no ser el signo anunciador del inicio del mal previsto para los últimos días, y que el Hijo de la Perdición del cual habla el Apóstol Pablo no viva ya sobre esta Tierra.”

(6) Accattoli, Corriere, 14-5-2000 (http://www.antoniosocci.com/perche-il-papa-smentisce-bertone-e-messori/) Cf. Parorama Católico, Vol. 2, No. 14 (12/01/07). http://w2.vatican.va/content/benedict-xvi/es/speeches/2010/may/documents/hf_ben-xvi_spe_20100511_portogallo-interview.html

(7) Fátima, il segreto svelato, Roma, Gribaudi, 2000, 144 p. Erika (ed. Johannes, 1988 (Cf. el mensuario CRC de julio a diciembre de 2000).

(8) Accattoli, Corriere, 14-5-2000
Memorias Biográficas de San Juan Bosco, Tomo VII, págs. 169-171

(9) http://www.antoniosocci.com/perche-il-papa-smentisce-bertone-e-messori/; http://w2.vatican.va/content/benedictxvi/es/speeches/2010/may/documents/hf_benxvi_spe_20100511_portogallo-interview.html

(10) Miguel, A. Totus tuus: il segreto di Fatima nel pontificato di Giovanni Paolo II, Castel Bolognese, Itaca, 2003.

(11) Morlier, L. Le 3ème secret de Fatima publié par le Vatican le 26 juin 2000 est un faux, Argentré, Éd. D.F.T., 2001.

(12) Pacte n° 46, juin 2000 (http://perso.wanadoo.fr/jeanmarie.molitor)
Bulletin Saint Jean Eudes n° 56, juin-juillet 2000, (http://www.le-combat-catholique.com)

(13) Césanek, Andrew M. «Are there Two Original Manuscripts on the third Secret?» En: The Fatima Crusader, verano 2000.

(14) [“Wirklich da ist noch etwas”] Cf. el portal One Peter Five . También Gloria.tv https://gloria.tv/article/1xzvxAQE3Et
Según Panorama Católico, 17 de mayo de 2016, Es claro que Juan Pablo II sentía gratitud hacia Nuestra Señora de Fátima por haber salvado su vida en el ataque sufrido el 13 de mayo de 1981. E impuso su ya menguado poder para que se abriese el secreto al mundo. Pero a la vez había fuerzas muy poderosas que querían impedir que tal difusión pudiera impulsar la reacción anticonciliar creciente. Se propuso así un “antídoto” como para que nadie piense que lo visto por los pastores todavía debía cumplirse, o bien se estaba cumpliendo de un modo alegórico con la destrucción posconciliar.
El Papa Benedicto nos recuerda la antes indiscutida creencia católica de la posibilidad de la pérdida de la salvación eterna, o que la gente va al infierno: “Los misioneros del siglo XVI estaban convencidos de que la persona no bautizada se condena eternamente. Después del Concilio [Vaticano II], esta creencia se abandonó definitivamente. El resultado fue una profunda crisis con dos vertientes. Sin vistas a la salvación, la fe pierde su fundamento”.

(15) http://www.onepeterfive.com/cardinal-ratzinger-not-published-whole-third-secret-fatima/. Antes publicó el dato el P. Kramer em http://www.fatima.org/span/crusader/cr92/cr92pg7.pdf . Para The Remnant, la Oficina de Prensa está usando la reserva mental: al no creer en que haya otra parte, afirman «sin mentir» que está completa la publicación… http://adelantelafe.com/vaticano-la-publicacion-del-tercer-secreto-fatima-completa-esta-completamente-publicado/

(16) http://www.fatima.org/span/crusader/cr92/cr92pg7.pdf

(17) «Por outro lado, por exemplo, nós sabemos da influência da maçonaria no último Concílio não foi pouca, porque o próprio Monsenhor encarregado da liturgia – Bugnini – tinha escrito uma carta ao chefe da maçonaria italiana, dizendo que pela liturgia havia feito tudo que era possível; tudo aquilo, segundo recebeu instruções, mais não poderia ser feito. […] Um padre polonês que encontrou este ofício o levou imediatamente a Paulo VI, que o mandou para fora de Roma, na nunciatura no Irã. Até Monsenhor Benelli, que era o braço direito do Papa, também foi retirado de Roma e estranhamente ambos morreram pouco depois em circunstâncias misteriosas. Dizíamos que era uma queima de arquivo. Entendem, não? »

(18) Cf. http://www.onepeterfive.com/alice-von-hildebrand-sheds-new-light-fatima/ https://forocatolico.wordpress.com/2016/05/31/alice-von-hildebrand-acerca-del-secreto-de-fatima-infiltracion-en-la-iglesia-hasta-lo-mas-alto/

(19) El Card. Caffarra, uno de los firmantes de las dubia, era Arzobispo de Bolonia, em una entrevista a Tele Radio Padre Pío. Cf. Voce di Padre Pio” del mes de Marzo del 2008.
Rorate Caeli, 18 de junio de 2015.

(20) Testimonio de Suzanne Pearson sobre sus entrevista com el sacerdote entre 1995 y 1999. https://catolicaconect.com.br/pistas-sobre-o-terceiro-segredo-segundo-pe-malachi-martin-que-o-leu/ (Publicado originalmente: FatimaOrg — Malachi Martin dá-nos: PISTAS sobre o Terceiro Segredo http://www.fatima.org/port/crusader/cr107/cr107p23.pdf)

P. Kramer: «el fallecido Malachi Martin leyó el Secreto. Yo escuché la historia contada por uno de sus íntimos amigos. Un día de 1960, Martin, quien era entonces secretario personal del Cardenal Bea en Roma, se encontró viajando en un automóvil con él y con el Papa Juan XXIII. Así, había cuatro personas presentes en el vehículo: el conductor, el Papa Juan, el Cardenal Bea y Malachi Martin.
Ahora, como Malachi Martin era secretario personal del Cardenal Bea y fue también un estrecho colaborador de Juan XXIII, resultó apenas sorprendente que Malachi se encontrara en esa situación. Y durante ese viaje en automóvil, el mismo Papa Juan, en ese día de 1960, le alargó el Secreto a Malachi. Estaba escrito en una hoja de papel, no en las cuatro hojas de papel presentadas por el Vaticano en 2000. Malachi leyó el Secreto inmediatamente, y en muchas ocasiones posteriores él habló del Tercer Secreto aún cuando estaba bajo juramento de no divulgar explícitamente su contenido.»

(21) Cf. https://www.youtube.com/watch?v=fxQG16Dgc_E&feature=share
En este video, el P. Malachi Martin dice que la apostasía será generalizada, que Garabandal es una repetición en forma breve del Tercer Secreto, y ante el testimonio de otro jesuita de que “el último papa estaría bajo control de satanás y que Juan XXIII se había desmayado ante la posibilidad de ser él”, declara que “suena como si estuvieran leyendo o diciendo el texto del secreto (…) suena similar, pero formalmente es impresiso”

(22) https://www.youtube.com/watch?v=WehqTwn600Q

(23) https://www.youtube.com/watch?v=6ljnYY8fMmchttps://gloria.tv/video/SJVZyZKq1a6F1h3zqZfuCbNyr
https://in-exspectatione.blogspot.com.br/2017/05/fatima-exclusa-o-bien-breve-historia-de.html

(24) https://infovaticana.com/2017/10/16/los-obispos-nigeria-agradecen-gran-milagro-la-virgen-fatima/
https://www.facebook.com/Catholic-Bishops-Conference-of-Nigeria-Cbcn-1646539895633842/?hc_ref=ARQvhPVVTP7hFbfLww7ZAX9W1nESF9QWoDx8nReTbm8lt2LLPsLMEkMZsm9RxykPgTY

(25). La cita de sor Lucía está tomada de la biografía publicada por las hermanas del Carmelo de Coimbra en 2013: Um caminho sob o olhar de Maria. Coimbra, Ed. Carmelo, 2013, 493 pp.

*Dom Manoel Pestana: http://adjutoriumnostruminnominedomini.blogspot.com/2010/05/roma-discurso-de-dom-manoel-pestana.html

About the author

mm

Como Vara de Almendro

info@comovaradealmendro.es

.

3 Comments

  • Baseado em várias profecias e estudos, creio que o próximo Papa, “Petrus Romanus”, fará a consagração da Rússia por volta de 2029, em que a Santa Igreja Católica, exilada em Fátima (pois Roma será sede do Anticristo),e sempre Romana (lembremos de Avinhão), defenderá a Fé integralmente, e o “pusillo grex” manter-se-á firme, até à Parusia do Senhor. “…E por fim meu Imaculado Coração triunfará”.

  • Rusia ya no es mas comunista !!! De que consagracion hablan !!!por favor..abran los ojos !!!!
    Y siguen pateando la pelota pára adelante–asi hasta el 2200 o mas …

Leave a Comment